• historiaspulp@gmail.com

Reseña de Spiderman, el regreso de los Seis Siniestros para NES por Elmer Ruddenskjrik

Reseña de Spiderman, el regreso de los Seis Siniestros para NES por Elmer Ruddenskjrik

Este es uno de esos juegos que me empeñé en que me regalaran convencido de que, tratándose de Spiderman y de la reunión de tantos villanos para un solo juego, tenía que resultar una larga y maravillosa aventura. A ello contribuía la espectacular portada, con el rostro enmascarado de Spiderman ocupándola completamente, y los seis villanos reflejados dentro de sus ojos. Su lanzamiento, al parecer, coincidió en octubre del año 1992, aunque no recuerdo si lo recibí como regalo de cumpleaños ese mismo mes o más adelante…

En cuanto me puse a jugar, una serie de contradictorios sentimientos me embargaron, pero principalmente estos dos: la sensación de que había sido engañado de nuevo gracias a una mezcla de la expectativa de la novedad de este reciente lanzamiento y a su inmejorable presentación en caja; por otro lado, la ilusión de encontrarme ante un nuevo universo digital, por diminuto que fuera, lleno de sorpresas y desafíos, pues entonces era imposible saber cómo se iba a desarrollar un juego si no lo tocabas tú mismo (no como ahora, que nadie experimenta nada y sin embargo parece no poder existir la expectativa ante lo desconocido).

Las sensaciones negativas venían del aspecto y la primera percepción en su jugabilidad. Los gráficos eran oscuros, con escasa variedad de colores y con sprites borrosos que apenas representaban adecuadamente las formas humanas de Spiderman y de sus enemigos. El sonido se basaba en una música bastante sobria, compuesta a base de sonidos graves entre los que destacaban a esa especie de bufidos que a veces se usan en la banda sonora de los juegos de la NES como efecto de sonido, pero que aquí formaban parte de la orquestación. Y no es que hubiera una gran variedad de temas, limitándose a dos que se alternaban entre los niveles, el de la pantalla principal y el de “Game Over”. Mientras tanto, los controles, para tratarse de un plataformas sobre el Hombre Araña, eran pesados y farragosos en la primera impresión… Bueno, y en todo momento.

A pesar de todo esto, y utilizando las nociones sobre el control reveladas alegremente en el manual del juego (el cual os dejaré al final de esta reseña), un jugador interesado e insistente, y, sobre todo, que no podía pedir más después de una inversión de casi 9.000 pesetas en un cartucho para la Nintendo, podía acabar descubriendo con creciente excitación las posibilidades de movimiento y de atacar con eficiencia durante el desarrollo del juego.

Spiderman, con la suficiente práctica y después de una serie de pruebas que seguramente acabarían en la pérdidad de todas las vidas, podía trepar por las paredes, soltar contundentes puñetazos (para los que había que sincronizarse bien), lanzar patadas voladoras (para las cuales había que ser un maestro en coreografía de sprites) y balancearse para después saltar y alcanzar lugares inaccesibles de otro modo. También podía permitirse el lujo de disparar si disponía de la llamada “telaraña de ataque”, que servía para lanzar churros blancos con cada puñetazo, ofreciendo un recurso de ataque a distancia.

El caso es que, aunque el pequeño modelo de Spiderman era feo, contaba con algunas animaciones muy suaves y sorprendentemente realistas, lo cual era estímulo, en parte, para seguir jugando a un producto en el parecía haberse puesto algo de cuidado y trabajo serio.

Para hacerme insistir y llegar a acabármelo varias veces estaba el ambiente de sobriedad y desolada jugabilidad basada en la memoria muscular para reaccionar a tiempo a los enemigos y obstáculos comunes de cada nivel, y la exploración casi psicópata de las debilidades de los seis jefes finales. De algunos, como Electro, puede encontrarse una pista para su derrota en el manual, pero para los demás no hay otro remedio que descubrir ese resquicio de deibilidad entre sus rudimentarios pero implacables patrones ataque, una tarea que podía volverse desesperante…

En fin, he decidido reseñar este juego no porque sea uno que me atreviera a recomendar a todo el mundo… sino solo porque leí otro curioso artículo de casualidad, el cual os dejo a continuación:

Spiderman and the return of the Sinister Six en Colecciones del Fin del Mundo

Y también como un recordatorio de cómo las cosas se pueden disfrutar mucho cuando pones de tu parte, ya se porque no te queda más remedio o porque realmente puedes encontrar estimulante algún aspecto, por intranscendente que pueda parecer. Este juego de Spiderman lo rejugué mucho en su día, y volveré a hacerlo ahora que me he acordado de él. Y estoy seguro de que, como no pasa con muchos otros de mayor calidad, volverá a ser un desafío ejemplar.

Descargar Spiderman, el regreso de los Seis Siniestros para NES

Manual de Spiderman, el regreso de los Seis Siniestros para NES en español

Descargar emulador NES para Windows

Emulador NES para Android

Total Page Visits: 1947 - Today Page Visits: 6
Elmer Ruddenskjrik