• historiaspulp@gmail.com

Category Archive Videojuegos

Reseña de El Señor De Los Anillos: Las Dos Torres, para Playstation 2 por Elmer Ruddenskjrik

No recuerdo el año, pero como este juego se lanzó en el año 2002,unos meses antes del estreno de la segunda película de la famosa trilogía en que se basaba, estimo que fue el mismo en que lo recibí como regalo  junto a la Playstation 2.

Pese a que mis padres lo hubieran adquirido por separado, habían acertado de pleno con la combinación de la nueva consola y la adaptación a videojuego de las películas de moda en aquel entonces. Como la mayoría de los amantes del cine de aventuras, imagino, La Comunidad Del Anillo me había impresionado con su ambientación y el buen gusto por la acción, y mis expectativas ante las nuevas entregas estaban muy altas. Lo que no podía esperar, a pesar de mi ilusión de estrenar nueva consola, era que un juego lanzado aprovechando el éxito de la franquicia pudiera resultar tan bueno.

Reseña de Need For Speed II, de Playstation, por Elmer Ruddenskjrik

Cuando mis padres me compraron la increible consola que fue la primera Playstation, en 1997, no me merecía ningún regalo, ni era mi cumpleaños, ni nada de nada. Realmente me la compraron para satisfacer mi ansia de lo nuevo en la tecnología de videojuegos, que ya llevaba poco más de dos años revolucionando el mundo del entretenimiento casero.

Reseña de Super Star Wars por Elmer Ruddenskjrik

Después de hablar del primer videojuego que tuve en la NES de Nintendo, me parece apropiado hacerlo del primero que tuve en la Super NES.

En realidad, el año que mis padres me regalaron la consola que los anuncios llamaban “el cerebro de la bestia” (cosa que no se entiende muy bien qué quiere decir) resulta que esta venía en un pack que incluía dos de los mejores juegos que existen: el mismo Super Star Wars y el Super Mario World.

Reseña de Probotector, por Elmer Ruddenskjrik

No recuerdo el año exactamente, pero sé que yo era un niño, en torno a los ocho o nueve años, así que seguramente fue en el mismo año de su estreno en Europa, 1990, cuando mi padre, a quien le debo agradecimiento eterno por satisfacer durante décadas mi hambre de videojuegos, me compró mi primera consola real y, si lo pienso bien, quizá la mejor que he tenido nunca: la Nintendo NES. Y con ella, para tener con qué estrenarla, el juego de Konami, Probotector.