• historiaspulp@gmail.com

Archivo mensual 29 noviembre, 2018

Fuga maligna de Daniel Canals Flores

La originalidad es lo que más destaca en los relatos y novelas de Daniel Canals. La capacidad de sorprender al lector con giros de la trama que te hacen sentir verdadero vértigo. ¡Fuga Maligna, no os podéis perder este relato!

María Larralde

 

Y ahora… ¡que comience la función!

Fuga maligna

Parte I: Invocando a Belcebú

Estoy tumbado en la litera, en la penumbra de la media noche. Las volutas del humo de mi cigarrillo, se me antojan como un espíritu cambiante. En el suelo de la estancia, la escasa luz de la luna llena que penetra por el ventanuco, es suficiente para iluminar el pentagrama que he dibujado con un trozo de yeso. No necesito mucho más.

Reseña de saga de juegos de Ghosts’n Goblins (alias, “El Calzones”, según María Larralde), por Elmer Ruddenskjrik

Conocí esta saga cuando apenas tenía conciencia de lo que eran los videojuegos, antes incluso de tener en casa la primera consola real, la Nintendo NES. Lo había visto relampagueando brevemente, a veces, en las máquinas de bares y cafeterías, en aquellas donde se echaba una moneda para jugar cierto tiempo a uno solo de los muchos juegos de 8 bits que había para elegir.

Audiorrelato y microrrelato de El poder del gólem, por Elmer Ruddenskjrik

Este microrrelato lo ideé para participar hace muuucho tiempo en una miniconvocatoria temática entre colegas escritores de Facebook, en la que había que elegir un ser mitológico y crear una historia breve a su alrededor.

Supernany, de María Larralde. Relato y Audiorrelato

La perplejidad que me producen los programas o shows televisivos, de toda temática, me llevó a escribir una serie de relatos que ahora iré leyendo para todos vosotros.

María Larralde

Supernany es un relato ambientado en este famoso programa que proponía la intervención de una superpsicóloga que era capaz de cambiar la conducta de unos niños malcriados de manera rápida y eficaz…. ¿o no tanto?

 

Supernany

En la casa de los Clinton, a las afueras de Northsweed, ya no luce el candor de pretéritos días porque a pesar de estar ubicada en un lugar hermosamente privilegiado, de verdes parques y zonas peatonales, en el que las familias de clase media viven sus elegantes y divinas existencias, los dos hijos del matrimonio,  Alan y Peter, han tornado la alegría en estrés y la pasión en gritos iracundos.