• historiaspulp@gmail.com

Category ArchiveMicrorrelatos

Seres desdibujados de Elena Beatriz Viterbo

Un mundo onírico que nos recuerda al personaje Randolph Carter de Lovecrft con ilustraciones de Beksinski. ¿Os atrevéis a perderos, con Elena B. Viterbo, por el mundo desdibujado de los sueños? Un relato que nos adentra en el onírico mundo de los sueños al que todos deseamos viajar pero del que deseamos volver… ¿O no?

Y ahora… ¡que comience la función!

 

Seres desdibujados

de

Elena Beatriz Viterbo

En homenaje a H.P. Lovecraft y Beksinski

Ojalá pudiera explicar la fascinación que sentía yo por aquella naturaleza enferma. A veces, por la noche y ya en el lecho solitario, divagaba si mi fascinación se debía a aquella niebla azulada que lo impregnaba todo de cierta suciedad malsana, o tal vez era por el hedor salado que emanaba de sus aguas estancadas. El caso es que nada me embriagaba más que asomarme a su orilla ponzoñosa y calcular su profundidad. A  mí me gustaba pensar que no tenía fin y que en el caso de que, en un estúpido descuido resbalase, mi cuerpo caería y caería, y en el perpetuo descenso iría contemplando los cadáveres hinchados de otros, que como yo, también tuvieron un estúpido descuido. Gozaba de estas y otras ensoñaciones en medio de un grato silencio, un silencio pesado, tan sólo interrumpido por el latido de mi corazón o el batir de las ramas mecidas por el viento de la mañana.

Mi programa favorito de María Larralde

Siguiendo con una serie de relatos dedicados a los Reality Shows Televisivos, en esta ocasión María Larralde nos ofrece una esperpéntica escena de una familia, madre e hijo cuarentón, que se preparan para ver Su programa favorito: “Torturas a lo bestia…”

Y ahora…¡que comience la función!

 

MI PROGRAMA FAVORITO

María Larralde

 

— ¡A las ocho lo echan, madre!
— Sí, ¡ya voy! ¿Preparo algo de cenar?
— Vale. Pero no te líes demasiado
— No Darío, tranquilo hijo, haré unos bocadillos fríos y con unas patatas fritas, bastará.
— Vale mamá.
— Ya estoy aquí. ¿Quién sale hoy?
— Hoy parece ser que van a aparecer concursantes sorpresa, pero no los del otro día que quedaron finalistas, y la verdad no sé por qué. ¿A qué vendrá este cambio repentino? Quería ver a Naiara en la mesa de torturas…está tan buena. Ver cómo soporta el dolor es tan excitante.
— Que cosas, hacen lo que quieren. Y nosotros aquí como tontos. Si es que tenemos la culpa nosotros. Tenemos la culpa nosotros de que hagan estas basuras, ¡ya lo decía mi hermana! Naiara y Antón, esos dos merecen ganar ¡ya lo creo! Han sufrido pero a base de bien, él creo que perdió una pierna ¿no?

— Sí, sí… y no veas cómo sangraba. A mí me gusta este programa pero me jode que me cambien las reglas así por que sí. Si han quedado finalistas ¡han quedado finalistas, joder! , y si están todavía sin recuperar, pues que se jodan, para eso van a forrarse. ¿No te jode?
— Sí, a mí también me gustan pero porque lo veo contigo, en realidad es aburrido estar mirando desde casa a personas desconocidas y ver cómo sufren de esa manera. A veces me da hasta miedo verles sufrir. Pero bueno, si no hay más remedio.
— Mamá. ¡Cállate, joder!
— Oye, oye a ver si no voy a poder opinar en mi propia casa.
— Mejor te callas o te vas, nadie te obliga a verlo, a mí me gusta, no me fastidies el día ¡coño! ¡Ya está bien, jodida vieja de mierda!
— ¡Ey, Ey, Ey! ¡Esto sí que no…no… y nooo! A mí me respetas hijo de perra, eres un mal parido, un mamón, un degenerado y aquí me tienes, ¡apoyándote!, viviendo contigo todavía para ayudarte a salir adelante. Eres un inútil, como tu padre. ¡Un verdadero sinvergüenza, vago asqueroso que se gasta el dinero en putas y en juego! ¡Te callas tú!
— ¡Paso, paso… o te vas o te meto una hostia que te mato! Vives conmigo porque me das pena, vieja inútil. ¡Siempre viviendo de los hombres, siempre dando sexo a cambio de no trabajar y ser una mantenida! ¡Primero papá y ahora yo!
— ¡Calla, que empieza!
— ¿Qué me callé? ¡Te callas tú degenerada, pedófila, abusadora de tu propio hijo desde pequeño! ¡Cállate túu!

Audiorrelato y microrrelato de El poder del gólem, por Elmer Ruddenskjrik

Este microrrelato lo ideé para participar hace muuucho tiempo en una miniconvocatoria temática entre colegas escritores de Facebook, en la que había que elegir un ser mitológico y crear una historia breve a su alrededor.

Supernany, de María Larralde. Relato y Audiorrelato

La perplejidad que me producen los programas o shows televisivos, de toda temática, me llevó a escribir una serie de relatos que ahora iré leyendo para todos vosotros.

María Larralde

Supernany es un relato ambientado en este famoso programa que proponía la intervención de una superpsicóloga que era capaz de cambiar la conducta de unos niños malcriados de manera rápida y eficaz…. ¿o no tanto?

 

Supernany

En la casa de los Clinton, a las afueras de Northsweed, ya no luce el candor de pretéritos días porque a pesar de estar ubicada en un lugar hermosamente privilegiado, de verdes parques y zonas peatonales, en el que las familias de clase media viven sus elegantes y divinas existencias, los dos hijos del matrimonio,  Alan y Peter, han tornado la alegría en estrés y la pasión en gritos iracundos.