• historiaspulp@gmail.com

Archivos de la etiquetas Chesterton

El comedor de bollos. Lectura en el podcast Narraciones de un burro y más…

Un relato dedicado a G.K.Chesterton

NARRACIONES DE UN BURRO Y MÁS… Podcast en Ivoox, dedica una lectura de un breve relato de María Larralde además de una entrevista a la autora. Para todos nuestros lectores, con especial gusto les dedicamos este relato narrado por el equipo que lidera Walter Saravia. El resultado ha sido excepcional. Os dejamos el relato escrito por si alguien gusta.

Y ahora…¡que comience la función!

"El comedor de bollos" by María Larralde + (charla con la Autora)
NARRACIONES DE UN BURRO Y MÁS…

“El comedor de bollos” by María Larralde + (charla con la Autora)

Porque los hombres grandes son grandes hombres, 
y Gilbert fue un ejemplo de tal excepcional cosa.
Porque los hombres grandes son grandes hombres,
y Gilbert fue un ejemplo de tal excepcional cosa.

El comedor de bollos 

No podía parar de reír mientras veía a aquel señor comerse los bollos con una glotonería tal que Alicia se imaginaba que en pocos segundos acabaría con todos. Lo que más la preocupaba, a la par que la hacía desternillarse sin parar, era aquella capacidad para no masticar que el hombre rollizo exhibía.  

—¡Eso es engullir, según mi mamá! —Le espetó, riendo, y señalándole con el dedo como abroncando al hombre gordo. 

—¡Alicia!¡No seas maleducada! —dijo su madre, roja como un tomate ante la desvergüenza de la pequeña descarada. 

EL HOMBRE QUE FUE JUEVES

EL HOMBRE QUE FUE JUEVES

G.K. CHESTERTON

“El PRÍNCIPE DE LAS PARADOJAS”

“Loco es aquel que lo ha perdido todo menos la razón”

Por María Larralde

Si alguna vez consigo clasificar este relato o novela corta en alguna de las clasificaciones clásicas, dentro de los géneros literarios, podré decir que lo imposible es posible. Se la cataloga en la novela de suspenso aunque para mí es una novela que transcurre por muchos géneros a un mismo tiempo siendo en todo momento, una novela de acción a la par que de intriga y policíaca con tintes surrealistas, e incluso con un final al estilo de la fantasía espiritualista. Pero no se puede clasificar esta novela sin hacer una simplificación burda de la misma despistando al posible nuevo lector.