Un relato de Silvana Reyes Vassallo

Reseña de María Larralde

Silvana Reyes Vassallo en este relato enmarcado en el realismo nos enfrenta a una historia personal de una adolescente contada en primera persona. La joven quinceañera explora su sexualidad, su entorno, su lugar en el mundo y sus relaciones. En un lenguaje natural, aunque algo alejado emocionalmente del lector, va describiendo sus descubrimientos y su psicología personal comienza a mostrarse ante nosotros. Podríamos decir que el título Ana F**K, queriendo conectar esta historia con la de aquella otra adolescente descubridora de experiencias vitales impactantes para una persona tan joven, tiene, sin embargo, un aire irónico debido a que nuestra Ana está descubriendo intencionalmente el sexo. Pero desde mi punto de vista el tema principal del relato es el vacío existencial.

 No la mueve el amor, sino que persigue una meta social a través del sexo con un hombre mayor que ella y de mala conducta ética y moral. Pero no es algo superficial, puesto que detrás de esta breve historia podemos vislumbrar toda una estructura social, un mundo inmoral y depauperado, así como una psicología fría y utilitaria como rasgos que definen a la joven mujer.

La breve historia publicada bajo el sello editorial TROTAMUNDOS en una de sus colecciones llamada Entre duendes & diablitas está lindamente editada con ilustraciones de los personajes principales de la historia. Me parece una lectura enfocada a un público juvenil tanto por su trama como por su lenguaje coloquial y sencillo, aunque en el análisis del trasfondo tiene mucho más calado del que pudiera parecer a simple vista. La protagonista nos habla en primera persona, nos cuenta sus pensamientos y reflexiones. Conocemos a la joven a través de su toma de decisiones, de su propio argumento, de la justificación de sus actos. Poco a poco vamos conociendo su personalidad y vemos el mundo a través de sus ojos. Es interesante la experiencia que, al menos yo he vivido al leer este relato, y que puede tener su interés, de comparar la forma de vivir los acontecimientos de la protagonista con uno mismo. Rápidamente entramos en conflicto con el personaje: nos está contando con total normalidad que va en búsqueda de un hombre para mantener relaciones sexuales por el simple hecho de lograr un prestigio social. Un tema muy habitual pero que en este caso se desvela frontalmente. ¿Cuántas adolescentes hay en el mundo viviendo estas mismas contradicciones?

Esta es una historia que nos muestra un mundo al revés en el que una adolescente ve a un delincuente como un héroe; un mundo donde una joven inmadura que aún no es mujer entiende de una forma distorsionada los atributos y valores como la fortaleza y la valentía de un hombre, y se siente de alguna forma inclinada a buscarlo para lograr tener sexo con él. Pero esta anhelada relación está vacía de romanticismo ya que la muchacha busca en esta relación algo mucho menos idealista y humano, como ya he comentado.

Durante el relato podemos ver que la joven se mueve en un entorno vacío de moral, donde cada uno se busca la vida como puede… y, en muchos casos, se intuye que en su entorno las personas adultas han optado por actividades poco lícitas. Y vemos que Irina, así se llama nuestra protagonista, a pesar de querer vivir experiencias apasionantes está imbuida de esa misma falta de interior virtuoso que su entorno. Un entorno, una familia, una madre y unas amistades a las que no parece importarles que la muchacha pueda mantener una relación sexual con un mal hombre.

La joven busca algo, busca una emoción, un lugar en su mundo, una relación especial con alguien relevante en su comunidad. Pero el relato nos muestra cómo ese deseo de hacerse valer a través de ese otro que tiene un prestigio, aunque sea por ser el jefe de un grupo de delincuentes medio organizados, queda disuelto en una nada que la llena de vacío existencial. Irina ha debido mantener relaciones sexuales con otros hombres, al parecer muchos, pero con ninguno ha consumado el coito. Y no lo ha consumado porque quiere hacerlo con el hombre correcto, pero paradojas de la vida, no desea perder la virginidad con alguien a quien desee realmente, sino con alguien al que la comunidad teme.

No hay deseo por su parte y simplemente se deja hacer por Luis Torres, el objeto de sus sueños, del que no sabemos si la desea o si la usa como a otras muchas mujeres. En el relato hay un vacío muy profundo, vacío de amor, vacío de deseo, vacío de anhelo, vacío que envuelve la vida de la joven Irina. Una protagonista en busca de su propio deseo, de su propia necesidad, que no es otra que un mal entendido prestigio social. Vemos una degradación, un dejarse llevar y no sabemos al fin si Luis es el villano, si Irina es la verdadera villana de la historia o si ambos lo son. Por supuesto, esto queda a gusto del lector que es el que debe concluir en cada caso cuál es el significado, la conclusión, a la que llega cuando da la vuelta a la última página del relato de Silvana.

Podéis encontrarlo en Amazon formato ebook

Total Page Visits: 745 - Today Page Visits: 1