• historiaspulp@gmail.com

MÚLTIPLE por María Larralde.

MÚLTIPLE por María Larralde.

Desde The Three Faces of Eve (1957) basada en hechos reales, pasando por The Ward (2010) en el género de terror, seguida por Primal Fear (1996) La raíz del miedo, perteneciente al género suspense, hasta  comedias como Me, Myself & Irene (2000), interpretada por el siempre inquietante Jim Carrey, llegamos al entrañable y grotesco personaje de Gollum-Sméagol del Señor de los Anillos como paradigma de la personalidad múltiple en el cine.

images

Y es que el Trastorno Disociativo de la Personalidad, ha sido objeto de múltiples guiones y películas a lo largo de la historia del séptimo arte. Me resulta comprensible este interés por un trastorno psiquiátrico que, aunque reconocido en las clasificaciones internacionales de psiquiatría, goza de mucha controversia e incluso existen discrepancias sobre su verdadera existencia como tal.

 

Pues bien, Múltiple, no es solo una más de ellas sino que puedo decir, según mi opinión, que puede llegar a ser la película, sobre este trastorno psiquiátrico,  más seria y aterradora que se haya presentado al gran público jamás. En realidad, dado mi interés por la psiquiatría, en cuanto la vi anunciada me interesé por verla. Además, tras la última y excelente película de este director y guionista M. Night Shyamalan  La visita, que todos recordareis por su capacidad de horrorizar al espectador sin el uso de elementos sobrenaturales, con interpretaciones magistrales, donde el miedo proviene de lo cotidiano desconocido y cuyo guión e interpretaciones son de sobresaliente, fui de cabeza al cine aunque con reservas prudenciales para no llevarme un “chasco” justamente por la temática elegida.

Aquí os dejo la ficha técnica de Filmaffinity para la peli:

Título original: Split

Año: 2016.  Duración 116 min. País: Estados Unidos.

Director: M. Night Shyamalan. Guión: M. Night Shyamalan. Música: West Dylan Thordson. Fotografía Michael Gioulakis Reparto James McAvoy, Anya Taylor Joy, Betty Buckley, Brad William Henke, Haley Lu Richardson, Sterling K. Brown, Kim Director, Sebastian Arcelus, Lyne Renee, Neal Huff, Jessica Sula, Maria Breyman, Steven Dennis, Peter Patrikios, Matthew Nadu

Productora Universal / Blinding Edge Pictures / Blumhouse Productions

Género Thriller. Intriga | Thriller psicológico. Secuestros / Desapariciones

Sinopsis: A pesar de que Kevin (James McAvoy) le ha demostrado a su psiquiatra de confianza, la Dra. Fletcher (Betty Buckley), que posee 23 personalidades diferentes, aún queda una por emerger, decidida a dominar a todas las demás. Obligado a raptar a tres chicas adolescentes encabezadas por la decidida y observadora Casey (Anya Taylor-Joy), Kevin lucha por sobrevivir contra todas sus personalidades y la gente que le rodea, a medida que las paredes de sus compartimentos mentales se derrumban. (FILMAFFINITY)

Ahora os cuento yo,

Me encantó desde el principio porque de nuevo, el realismo y la cotidianeidad en la que se inserta la trama obliga a empatizar al espectador con la posibilidad real de la situación traumática. Un secuestro, planificado meticulosamente por el magistral actor James McAvoy, incluye un cabo suelto, el personaje interpretado por James McAvoy. Ese cabo suelto es una joven que inesperadamente se encuentra con las otras dos chicas en un cumpleaños. El secuestrador no tiene más remedio que llevarse a esta muchacha, a la que inicialmente no presta atención, que se siente presa de la parálisis por pánico desde el minuto uno del secuestro.

Se siguen una serie de situaciones relativas al encierro de las jóvenes, en un sórdido pero limpio lugar “seguro” , en las que de una u otra forma las chicas intentan escapar a través de diversas estrategias que  continuamente  fracasan. Sin embargo, el secuestrador, que se muestra en sus diferentes personalidades de manera progresiva pero contínua,  va dando pistas a través de ellas del verdadero motivo del secuestro: un aterrador final que llegará en pocos días si no logran escapar.

Es terriblemente perturbador el estado de perplejidad, miedo, asco e incredulidad que este hombre “enfermo” produce en sus víctimas. Creo que está muy bien planteado el inicial estado de estupor al ver lo “loco” que está ese hombre del que dependen sus vidas. Durante todo este proceso el “secuestrador perturbado” aparece en repetidas ocasiones en la consulta de su psiquiatra, la cual debe ir desvelando la terrible realidad que encierra una de las personalidades de este enfermo: “la Bestia”

Las interpretaciones de James McAvoy son excepcionales y soberbias a la vez que sin excesos, haciendo creer al espectador el papel que representa con todo tipo de gestos, manierismos, cambios de voz y vestimenta, sentimientos y emociones, contradicciones y deseos. Un gran trabajo del actor que bien mereciera alguna que otra nominación en algún premio destacado de los del cine.

La joven que NO debería estar allí por no ser la víctima elegida por el trastornado para cumplir su objetivo, se desvela como una joven de carácter introvertido, inteligente, observadora pero profundamente traumatizada por una infancia repleta de abusos. Abundan los primeros planos de la joven, bella y distante, fría y casi aséptica, con gran aguante ante la terrible situación que amenaza su vida. La joven sufre durante el encierro de flashbacks de su infancia que nos explica el porqué de su personalidad. No diría que su interpretación sea demasiado buena, sí la de las otras dos intérpretes que, en cambio, salen desdibujadas como personajes sin interés alguno porque así nos plantean que la visión distorsionada del “Loco”,  es la correcta. Además dejan de interesar si viven o mueren, si proponen soluciones o tienen miedo… Son dos seres si interés alguno.

Ambos personajes, el secuestrador y la secuestrada accidental, tienen más en común de lo que ellos creen y cuando todo está llegando a su final, la identidad entre ambos individuos se convierte en el motor del desenlace.

En el final hay sorpresita que agradará a los fans del director y seguidores de sus pelis. A mí me encantó.

Me gustó la historia, me gustó el tratamiento serio del trastorno disociativo, poniendo de relieve las reales controversias que en el mundo de la psiquiatría existen, me gustó la trama, aunque se hace un poco lenta en algunos momentos,  me gustaron muchísimo los diálogos, los escenarios meticulosamente construidos sin excesos y, sobre todo, me gustó la monumental interpretación de este actor que recuerda al soberbio Kevin Spacey en Seven con “algo” de Hanníbal Leckter en Hanníbal (La película no la serie).

Os animo a ver esta película en las salas de cine ya que cuando una obra tiene esta calidad merece ser respaldada por el público, pagando su entrada. Aquí teneis el Tráiler Oficial.

Total Page Visits: 1940 - Today Page Visits: 1
María Larralde