“Mad Max”, la película original y la saga en la que ha acabado convirtiéndose, es una de las historias épicas que nos ha brindado al cine que más se parecen a las clásicas aventuras de los héroes trágicos que, tras un inevitable descenso a los infiernos, acaban por convertirse en una fuerza destructora del mal, de cualidades inalcanzables para las capacidades humanas y movido por una fuerza de voluntad más allá de la comprensión.

Como parte de ese catálogo de películas que llenan las horas de diversión de niños y jóvenes, “Mad Max” sirvió también como inmisericorde retrato de lo peor de la escoria humana, que si ya prospera en la civilización, más los hace entre sus restos, donde puede moverse sin disfraz alguno ni contención. Al mismo tiempo, construía de mejor manera que nunca la imagen de la forma más terrorífica del héroe: la del hombre que no tiene nada que perder, y que poco puede necesitar o desear de todos los demás.

Bien pensaría el lector acostumbrado a la fantasía y la ciencia ficción que una aproximación al mundo de “Mad Max” sería muy fácil de abordar para un escritor, toda vez que el mundo postapocalíptico se retrara miles de veces en la ficción. Sin embargo, como demuestran la mayoría de los relatos de nuestra selección, ajustarse al espíritu del protagonista, a la esencia de esa absurda pero necesaria lucha suya contra el mal, o aventurarse a imaginar acertadamente las locuras de las que son capaces los que medran en esa Nueva Normalidad, ha resultado un desafío del que solo unos pocos han sabido sacar lo mejor de sí mismos.

Como siempre, esperamos estar a la altura de la dedicación y la confianza de los autores que nos han enviado sus textos en el desarrollo de la próxima “Revista Historias Pulp #6: Mad Max”, un recopilatorio que contará, como siempre, con un monográfico y, quizá, algún relato más de nuestra parte.

Ganador del Sexto Concurso Historias Pulp: Mad Max

Alexis Brito Delgado, con su relato

“Ruedas de Acero”

-El relato ganador es tanto un acertado y fiel retrato de la psique herida pero al tiempo invulnerable de Max Rockatansky, como un espectacular ejemplo del desarrollo de la más intensa acción en una narración. Una historia que presume, además, de detalles descriptivos que abruman tanto como la misma violencia de que se llena, todo para culminar un episodio perdido en la cronología de las películas.-

Menciones especiales:

Yolanda Fernández Benito, con su relato

“El fin del mundo no es excusa”

-Un relato paralelo, una de esas historias que suceden en el mundo yermo de Mad Max, en el que se nos presenta a un personaje protagonista tan resuelto y capaz como el ex policía de carretera. Una historia de suspense y de contemplativa desolación en su ambientación, que teje con paciencia, desde la subjetiva perspectiva, su desarrollo hasta el impactante final.-

Gustavo Adolfo Hernández Vázquez, con su relato

“El Retorno”

-El retrato de una demencial cruzada de esperanza sirve al autor para introducirnos en un cruento espectáculo de suspense y acción casi al nivel del ganador de esta convocatoria. Avasalla con su violencia y la transmisión de impotencia y tristeza al lector, resultando una de las mejores y más aproximadas narraciones a la saga de películas.-

Lucas Naranjo, con su relato

“Los últimos tres días del arte”

-Un trepidante paseo por toda clase de horrores del mundo tras el fin de la civilización, por el que los personajes se mueven con un aire desenfadado a través de una narrativa enfocada hacia un tono de humor dibujado sobre el lienzo de una ácida ironía constante. Destacado por la atención al detalle, especialmente en la gesticulación y movimiento de los personajes, nos provee de diálogos absurdos, que resultan tremendamente lúcidos dentro de la figurada locura que tratan de construir sus dementes protagonistas.-

Jose Ángel Conde, con su relato

“Más octanos”

-Uno de los relatos más originales, consigue sumergirnos en un mundo de depravación, corrupción y maldad tan profundos que el yermo post nuclear de las películas parece palidecer. Con una narrativa indolente, cercana a la crónica, se nos describen a los artífices de los espeluznantes sucesos que llevaron al culmen de las sociedades criminales y al colapso de la civilización. En un relato que explora los aspectos más retorcidos de la ciencia ficción, descubrimos un detallado y apasionante pasado para los antagonistas de Max Rockatansky en la película original. Todo ello para corroborarnos que muertos es como mejor están.-

Seleccionados para su publicación en la “Revista Historias Pulp #6: Mad Max”:

“Al borde de la carretera”, de Israel Montalvo

“Héroe de Leyenda”, de Jorge Zarco

“Mad Max Evolution”, de Daniel Canals

“Máxima locura”, de Carlos Enrique Saldívar

“Ya no queda nada”, de Juan Carlos Fernández Fernández

Total Page Visits: 8578 - Today Page Visits: 1