• historiaspulp@gmail.com

Archivo de la etiqueta venganza

El brillo del odio al final del miedo al amor por Elmer Ruddenskjrik

No solamente en estos días de consternación por el asesinato y violación de una mujer hemos de darnos cuenta de que el mal existe. No siempre es un mal que nos afecta personalmente, pero es un mal que nos acecha en cuanto a integrantes de una sociedad, la nuestra, que lo permite.

En Historias Pulp estamos completamente convencidos de que la única forma de combatir el mal concreto es eliminando de la escena a aquellos que, de manera bestial, convierten las vidas de sus semejantes en un infierno o acaban con ella sin contemplaciones.

Un hombre no es un hombre si se comporta como una bestia asesina. Y si no es un hombre no puede vivir en la sociedad de los hombres, es justo que así sea.

A todas las víctimas de asesinatos atroces en manos de verdugos repugnantes, a todas a quellas personas, mujeres, niños u hombres, violadas, vejadas, maltratadas, humilladas y despreciadas. A todas ellas va dedicado este relato brutal y sangriento. Un relato que es menos brutal de lo que lo es la realidad. Los escritores siempre vamos por detrás y siempre nos quedamos cortos.

El brillo del odio al final del miedo al amor es un relato único en este género con un final que impacta porque sintoniza con lo que muchas mujeres, (y hombres) sentimos en nuestras entrañas cuando comprendemos que la justicia no existe en este mundo. 

La Morada Del Diablo Capítulo Final

Alexis Brito Delgado nos lleva de la mano por el final de esta pequeña trilogía de relatos capitulares que unen la novela “El Último Templario” con la próxima segunda entrega de la futura trilogía de las aventuras del Soldado de Dios de origen alemán.

Desde lo alto de un pedestal de María Larralde

El espíritu del pueblo

Desde lo alto de un pedestal observo sobrecogido a la multitud ingente, escucho sus universales cánticos estremeciendo el mundo que ruge enfurecido por el clamor popular.

Desde lo alto de un pedestal, con mi mirada puesta en el infinito inconmensurable de la humanidad, imbuido por un éxtasis emergente de todos los corazones unidos por el mismo fin último.

Desde lo alto de un pedestal, creyendo que el mundo está bajo mis pies, ignorando la grandeza de los que no hacen acto de presencia.

Desde lo alto de un pedestal, sin diferenciar el tú del yo, el nosotros se ha convertido en un todo contra el resto de la humanidad.

Desde lo alto de un pedestal… pasé, en milésimas de segundos, a lo más bajo de la condición humana.

Y la vorágine de la multitud arrasó con mi cuerpo, con mi alma y con los mitos de nuestro mundo en su estampida siniestra para conquistar “lo más alto del pedestal”.