Este relato fue seleccionado en la Revista Nictofilia 2: Horror Erótico. Os advertimos que no es para todos los públicos.

Y ahora… ¡que comience la función!

 

Olores

 

Las ilusiones puestas en él eran muchas. Su inteligencia le hacía sobresalir sobre el resto de amigos. Se diría que un aire angelical recorría su cara casi infantil. Pero Matt tenía ya 23 años y hacía tiempo que en los veranos se quedaba en el chalet,  mientras sus padres recorrían el mundo en interminables viajes de ocio y placer. Selena limpiaba la casa dos veces por semana, así es que asunto resuelto. Piscina, jardín, coche, dinero… En esos días hacía lo que quería allí, o fuera de allí.

Leer más