• historiaspulp@gmail.com

Archivos de la etiquetas muerte

Una cuerda. María Larralde

Advertencia: este relato puede dañar la sensibilidad de algunos lectores. No apto para menores.

 

 

 

 

 

Una cuerda

María Larralde

Era una cuerda fina compuesta de delgados hilos de nylon blanco cuya misión había sido mantener en volandas, en lo más alto de la sala de fiestas, banderines y pendones conmemorativos del día nacional. Como ven, no era una cuerda muy útil o, si se puede decir, no tenía un gran valor para nadie o, más bien, no pertenecía a esa clase de cuerdas que se usan para hacer grandes cosas. Esas cuerdas útiles son las que se utilizan en trabajos importantes como la construcción ya que, con su gran resistencia, mantienen el peso de voluminosas estructuras; o las utilizadas en la navegación, donde son imprescindibles para mantener un velero, viento en popa, alcanzando raudo centenares de nudos de distancia. Pero no era el caso.

Darío Dead, una novela de María Larralde, gratuita por una semana

Darío Dead es una novela sin catalogar como su personaje principal: un ser que no es o, más bien, imposible  de ser. 

Pero para todos aquellos dispuestos a dejaros sorprender, aquí tenéis a mi más querido personaje, mi Darío Dead.

Las aventuras de este héroe obligado sin aflojar la mosca. ¡No perdáis esta oportunidad, pulperos!

Y ahora… ¡Que comience la función!

La Visita por Rafael Blásco López

Queridos amigos, en Historias Pulp somos adictos a los microrrelatos, y por ello tenemos una sección de microrrelatos que está abierta a vuestra participación. Todo aquel escritor que desee ver su micro publicado en ella solamente tiene que enviarnos su aportación…

Rafael Blasco López, nos envió este magnífico, irónico y desternillante microrrelato con el que hemos disfrutado muchísimo. Y ahora…¡que comience La visita!

La visita

Tiritando como frágil hoja al viento, la mujer de Anselmo escondía su pánico tapada hasta la cabeza con la sábana de la cama en su dormitorio.

Su marido en cambio, se espatarró y desabrochó la parte superior del pijama en una actitud chulesca y desafiante, mostrando la alfombra de plata de su pecho, provocada por el duro transcurso de sus noventa primaveras.

La Parcela, por Rafael Blasco López

La parcela

 

Pertenecer a la clase mierda, ¡huy, perdón! Quise decir media, este subconsciente mío me va a matar… mejor dejémoslo.