• historiaspulp@gmail.com

Cazucá Bajo La Lluvia, una crónica reeditada por Roberto Martínez

Cazucá Bajo La Lluvia, una crónica reeditada por Roberto Martínez

Roberto Martínez nos presenta de nuevo la revisión de una de sus crónicas, esta vez la llamada “Cazucá Bajo La Lluvia”, un texto que cerraba la colección de crónicas “Historias Desenterradas de los Altos de Cazucá”, publicado en su tierra con una edición por nuestra parte.

En esta ocasión, el profesor nos trae su revisión del texto, que esperamos sepáis apreciar.

Y ahora… ¡que comience la función!

BARRIO EL PROGRESO AÑO 97-2000

El Profesor Nelson Pájaro fundo la primera escuela comunitaria en el barrio El Progreso de la comuna 4 del municipio de Soacha, fue construida de cartón, con techo de pedazos de zinc, el piso de tierra y una imagen del Corazón de Jesús de tras de la puerta; para que los chicos estuvieran la oportunidad de estudiar cuando el invierno comenzaba a consagrarse en los cerros. Los vecinos convirtieron este sitio en un lugar de calurosas tertulias para solucionar las necesidades del barrio: la Titulación de sus predios, alcantarillado, agua potable, luz; las casas q estaban ubicadas en zonas de alto riesgo y la seguridad del barrio. Estos encuentros se llevaron a cabo sagradamente los domingos a las 9:00 a.m., desde el año 1977; hasta el año 2000 con la participación de los profesores comunitarios y estudiantes de algunas Universidades.

Los vecinos y líderes una vez terminado los debates 12:00 a.m., una vez compartían en las cantinas vallenatos y música de despecho, con raciones de chorizo, rellena, chicharrón; papa y cantidades de jarras de guarapo ligado con cerveza. Q más tarde le producían fuertes cólicos hasta corre velozmente sin alcanzar a sentarse en la letrina; disparos fuertes ráfagas de gases y metrallas de esquirlas de frijoles, lentejas, con pedazos de pata de menudencia de pollo; quedando incrustado en las paredes de las cantinas; los borrachitos terminaban hablando física mierda… Un santandereano según él fue “Diputado” en norte de Santander quien acostumbraba a rematar sus largas letanías con la siguiente afirmación:

_ Tengo más de mil millones de pesos en el patio de mi casa, también fui conductor de Navarro Woolf (ex comandante de la guerrilla del M-19). Y no como calado con agua panela; como los demás gonorreas… que viven en este barrio; bonito nombre le colocaron al barrio “El Progreso”, mejor le hubieran puesto ¡El Retroceso!

Nunca le conocimos su nombre; solo quedo marcado en una imagen de sus características en los pobladores del barrio: Charlatán, regular estatura, orejas grandes, nariz larga y cara afilada; que dejaba asomar su quijada antes de voltear una esquina; era parecido al guasón el gran enemigo de los súper héroes Batman y Robín.

Los hombres en esos mismos años esas mañanas a las tres de la mañana la mayor parte tomaban un sorbo de café con la bendición de Dios; para salir a trabajar a la Central de Abasto. Sus mujeres trabajan en casas de familias por días en el norte de Bogotá D.C., los demás vecinos al rebusque. Otras mujeres salían sagradamente en procesión todos los viernes a las cuatro de la mañana con costales de ropa sucia sobre sus cabezas brincando y deslizándose sobre el barro; al lavadero comunitario del barrio Villa Esperanza (desaparecido en el año 2009 por el invierno, pero después estos terrenos fueron vendidos por tierreros y los mismos dignificados; a empresarios de Fábricas picadoras de Plásticos que no cumplen con los requisitos del medio ambiente).

AÑOS 2000 AL 2001

Muchas ONGs e Iglesias por estos años a puerta del nuevo milenio hacían presencia en acompañamiento a las comunidades en situación de vulnerabilidad y desplazadas por el conflicto armado; este acompañamiento al pasar los años se convirtió en asistencialismo; aumentando el circulo vicioso de la dependencia por estas organizaciones en los habitantes. Intervinieron en los procesos educativos comunitarios: policías bachilleres, Visión Mundial, CHF y otras; mejorando la planta física en la escuela El Progreso, La Escuela de La Isla y la construcción de La Biblioteca, un año más tarde La Secretaria de Educación a sume la responsabilidad  creándose un conflicto entre padres de familias y comunidades.

Para disminuir la tasa de desempleo en las barriadas implementaron proyectos de generación de empleos; enseñándole a fabricar Jabones, cepillos para barrer y productos para la limpieza de aseo; sin calidad que compitiera en el comercio quedando estos productos arrumados en las casas. Unos de estos casos fue El “Tolimense” con sus pocos ahorros arrendo un local en la “Zona Rosa” del barrio El Oasis; repitiéndose la historia Jabones y demás enceres quedaron arrinconados. Fue cuando decidió de colocarse un turbante leyéndoles caratas, fumando el tabaco en nombre del todo poderoso para las mujeres que sus maridos no le metieran cacho.

AÑO 2004 AL 2005

Los Cazucanos pensaban la abundancia trae abundancia, los proyectos pasaron a sustituir las necesidades de las familias y las responsabilidades de los padres; se centro en ganar un dinero extra para salir de la pobreza montando negocios de cantinas, galleras, billares, la comercialización de armas, otros utilizaban a las Jóvenes para vender drogas, aumento el embarazo, causando el aumento de la “violencia” abiertamente. Las etnias Afro-descendientes que viven en los barrios La Isla, El Oasis, Los Robles, tenían credibilidad en estas organizaciones en declarar como desplazados; se acolitaron indicios de resentimientos de regionalistas ya que los otros grupos étnicos no fueron tenidos en cuenta.

AÑO 2006 AL 2007

Estas organizaciones se ponen de acuerdo y vinculan a las demás etnias, como desplazados por el conflicto armado sin encontrar salidas concretas para estas comunidades; al siguiente año se termina la bonanza para estas organizaciones y comunidades, agudizándose la pobreza y la “violencia.”

AÑO 2009

Al verse abandonados por El Estado y estas Organizaciones, el tres de agosto de ese mismo año; asumen conductas desesperadas al no encontrar soluciones de fondo a sus problemas; y todo lo que este acarrea pues su situación sea había reducido. Es así se toman por la fuerza el Parque Tercer Milenio en Bogotá D.C.; donde dos niñas fueron los que pagaron las consecuencias cuando sale a relucir por los medios de comunicación la violación sexual de dos menores de edad por policías bachilleres.

“El Estado rompe alianza con estas organizaciones,” toma la responsabilidad con estas familias para darles soluciones en el subsidio de vivienda, proyectos productivos, dotación de vestuarios y bonos de mercados x seis meses. Llegaron a los cerros al terminar la negociación en caravanas de buses entre bullicios y banderas blancas; festejando una victoria de solo firmar unos acuerdos; que después de unos meses El Estado no cumplió con dichos acuerdos.

LOS DESPLAZADOS CUESTIONAN Y LAS ORGANIZACIONES SACAN UNA CARTA BAJO LA MANGO

Estas familias de ese mismo año comienzan a cuestionar a estas Organizaciones de corruptas. Inteligentemente estas Organizaciones crearon campañas de denuncias por los medios de comunicaciones a nivel nacional e internacional; en la que eran perseguidos por grupos armados. Así comprometiendo indirectamente a estas comunidades, quienes vinieron a pagar los platos rotos fueron los Jóvenes en falsos positivos.

AÑO 2011

LOS MUERTOS SALEN DE SUS TUMBA CON LA LEY DE VICTIMAS

Muchos, Organizaciones e Iglesias, comienzan a desempolvar a los difuntos de sus tumbas que no tenían nada que ver en estos hechos de violencia armada; algunos no lograron sus objetivos y los que lograron cagados de la risa, unos de ellos compro carro sin saber conducir y con el tiempo lo estaciono frente a su casa poniéndolo en venta con un letrero “SEBENDE O SE PERMUTA POR UN LOTE”

AÑO 2012

LA LEY LA RESTITUCIÓN DE TIERRA EL ÚLTIMO SUSPIRO

Fue la estrategia del técnico de la selección de fútbol de Colombia Maturana del toque, toque, para ver si funcionaba con las organizaciones y el Estado; ya que la mayoría de los desplazados por el conflicto armado no querían volver a sus “tierras.” Hasta que se les apareció la “Virgen,” en este juego del toque, toque. La alcaldía del municipio de Soacha nuevamente retoma el protagonismo con los proyectos de los comedores escolares y de la tercera edad. La “Virgen” en ese toque, toque, el mes siete del mismo año nuevamente un milagro para las madres de Soacha; cuando El Presidente Santos las espera con buenas nuevas en el Estadio de Soacha; anunciando que retomaría el programa de Familias en Acción; sabia jugada del gobierno para terminar con el último suspiro.

Las Organizaciones no gubernamentales, las Iglesias, El Estado y las comunidades; estuvieron siempre alianza al quien les convenía para sus “intereses colectivos.”

LAS COMUNIDADES NO TIENEN MEMORIA COLECTIVA

Los Cazucanos habían despertado dos meses antes del mismo año; entre el barrio La Isla, El Progreso Ciudadela Sucre, con 19 atracos a mano armada a personas y choferes de las busetas de las rutas de Cazucá, 2 personas asesinadas en el barrio El Progreso, varios jóvenes heridos en un atentado con granada en el barrio Rincón del Lago (el comentario de la gente habían muerto tres); 8 personas asesinadas entre el barrio la Isla y El Oasis, sin ningún caso que resolver. Entre las medidas que se toman las únicas visibles para las comunidades en situación de desplazamiento; es el aumento de la presencia policial y la estrategia de la desinformación donde todos son sospechosos.

AÑO 2020 Son tiempos de inviernos donde al pasar las horas son lentas y los gallos dejan de cantar en las madrugadas; despertando correteando a las vacas flacas con la confianza de que se aparezca la ¡Virgen! Mientras las ratas de dos patas en tiempos electorales corren por los techos de las casas buscando un voto; y en las noches caminan por los cables de alta tención burlándose de la lluvia.

Descarga en PDF

Cazucá Bajo La Lluvia, por Roberto Martínez

El profesor Roberto Martínez nos presenta un bosquejo de la situación de su localidad a lo largo de los años en torno al cambio de milenio.

Total Page Visits: 625 - Today Page Visits: 12
Elmer Ruddenskjrik