15 junio, 2024

LA CARA INFINITA DE LA SORPRESA – Rubén Mesías Cornejo

Tenía la mirada puesta en la pista y todos sus avatares; a través del parabrisas advertía los movimientos de los vehículos que compartían aquel espacio con el suyo, todos corrían en pos de su destino inmediato, como podría estarlo un novio próximo a casarse o un condenado a muerte.

atasco-de-trafico

Sin embargo la cotidiana escena tenía un matiz común que se repetía siempre: todos los vehículos marchaban a velocidad moderada, cada uno ocupando su lugar como respetando el aspecto de caravana que aquellos automóviles ofrecía a un observador externo, por ende nadie estaba autorizado para superar a su prójimo, pues de hacerlo introduciría una ración de caos en aquel menú.

Entonces puso el pie sobre el acelerador y su auto adquirió una insospechada condición gatuna, pues de otro modo no podía meterse en los diminutos espacios vacíos que existían entre los vehículos que por ahí se desplazaban. Hacer eso la divirtió mucho. Era algo nuevo, algo que resquebrajaba las reglas, algo que le divertía mucho hacer, y bien valía poner una buena cara de sorpresa y alegría para celebrar eso.

Chiclayo ( Perú) 8 de noviembre de 2016.

Total Page Visits: 1346 - Today Page Visits: 1