Sé listo. Sé paciente. Sé como la muerte. Y recuerda... El Mal está por doquier.

Categoría: Relatos y novelas Página 2 de 81

La Matanza de Vallecas o La Venganza de las Sexy Dolls por María Larralde y Elmer Ruddenskjrik

Sí. Un relato que no va a dejar a nadie indiferente. ¡Un relato no apto para todos los públicos! Debido a la proliferación de las muñecas sexuales en los burdeles de todo el mundo, tanto María Larralde como Elmer Ruddenskjrik, pensamos en escribir un relato de terror, horror y lo más macabro posible sobre la “noticia mundialmente conocida” de las Sexy Dolls.  Esta es nuestra más reciente colaboración. ¡Esperamos que lo disfrutéis pulperos!

Y ahora… ¡Que comience la función!

La Matanza de Vallecas

o

La venganza de las Sexy Dolls

Llega el Hombre Araña, de Elmer Ruddenskjrik. Texto completo y audiorrelato

“No es más que una burda historia para asustar a los bebés”, se dijo Alopius, internándose entre los apretados y secos troncos de aquellos árboles, muertos hacía tanto tiempo que nadie recordaba el tipo de hoja que habían tenido alguna vez. Lo estrecho de cada tronco, la forma en que se confundía entre el resto como parte de una prolija cortina de grises cordones rígidos, también hacía muy difícil tratar de definirlos con el nombre dado, tiempo atrás, a su especie. 

La presencia. Un relato de María Larralde.

Relato “La presencia”.

Agujero, por Elmer Ruddenskjrik, texto completo y audiorrelato

—Cerca del pantano de Tibi, fue. —Oigo que dice mi hijo, a mis espaldas, desde el comedor, apenas distinguibles sus palabras entre el murmullo del agua del grifo bajo la que aclaro el jabón de los platos—. Les dejamos explorar a su aire por las colinas, y a los quince minutos nos llegó con las dos rodillas raspadas. Cuando no es Bruno, es Cloe, pero así andan los dos, rifándose las magulladuras. Tienen un talento natural para irse dejando pedazos de carne por el campo o la montaña: ya sea sobre grava suelta, roca viva, agreste bosque de ramas secas… son un par de todoterrenos. Pero se lo pasan bomba. Yo me alegro de que les mole tanto el andar por ahí. Veo a los hijos de los demás tan enganchados a los móviles y los videojuegos que da hasta penuca…

Página 2 de 81

Funciona con WordPress & Tema de Anders Norén