Categoría: Audiorrelatos Página 2 de 4

Forever de María Larralde

Relato de María Larralde seleccionado en la revista mejicana Letras Y Demonios en su tercera edición. En esta ocasión, se unifica la temática apocalíptica, la invasión extraterrestre y los zombis ¿Quién da más?

 

FOREVER

Creo que son las 6 a.m. de no sé que día tras la catástrofe. Parece que amanecerá enseguida. Mi nombre es Howard Lewis Potemkin. Estoy bajo tierra, en un búnker de la Segunda guerra Mundial, en Düsseldorf. Todo ocurrió tan rápido y en realidad tuve tanta mala suerte que sobreviví sin quererlo. Soy arqueólogo, y me encontraba en aquel momento revisando este búnker donde ahora me veo atrapado. Recopilando información para un trabajo del estado en el que se mapeaba todo el territorio donde se construyeron estas fortificaciones subterráneas pensadas para la supervivencia de entre 50 y 100 personas. Pero eso ya da igual.

Leer más

El Último Tritón, de Elmer Ruddenskjrik – Audiorrelato y texto completo

Uno de los relatos más queridos y enaltecidos por su propio autor, El último Tritón. Y, no es porque queramos alardear, pero estamos seguros de que Guillermo del Toro quedaría más que encantado con este relato submarino y apocalíptico, si se dignase a leerlo.

Y ahora… ¡que comience El último Tritón!

 

El ÚLTIMO TRITÓN

Esto es lo que sucedió.

Las mentes de sus congéneres se desplomaron sobre él, mientras se impulsaba con poderosos balanceos de su cola y potentes y largas brazadas de sus brazos, surcados de finas aletas… Mientras palmeaba desesperado, empujando con las duras membranas de entre sus dedos todo el agua que se empeñaba en poner entre sí mismo y el cataclismo: una marea densa y corrosiva de un mejunje anaranjado que se había desplomado desde las muy lejanas alturas del lecho marino superior, y que se había derramado, con un peso propio del metal, sobre los aledaños del reino de Ruminae, la ciudad y mundo de su especie inmortal.

Leer más

Audiorrelato: El modelo de Pickman, de H. P. Lovecraft – voz de María Larralde

A continuación, republicamos este audiorrelato que narró en su día la autora María Larralde, en esta ocasión, acompañando en esta entrada todo el texto del relato. Así podréis leer mientras escucháis, para empaparos más y mejor de esta historia, lúgubre y cautivadora. ¡Esperamos que sepáis disfrutarlo, pulperos!

Y ahora… ¡que comience la función!

Leer más

Mi programa favorito de María Larralde

Siguiendo con una serie de relatos dedicados a los Reality Shows Televisivos, en esta ocasión María Larralde nos ofrece una esperpéntica escena de una familia, madre e hijo cuarentón, que se preparan para ver Su programa favorito: “Torturas a lo bestia…”

Y ahora…¡que comience la función!

 

MI PROGRAMA FAVORITO

María Larralde

 

— ¡A las ocho lo echan, madre!
— Sí, ¡ya voy! ¿Preparo algo de cenar?
— Vale. Pero no te líes demasiado
— No Darío, tranquilo hijo, haré unos bocadillos fríos y con unas patatas fritas, bastará.
— Vale mamá.
— Ya estoy aquí. ¿Quién sale hoy?
— Hoy parece ser que van a aparecer concursantes sorpresa, pero no los del otro día que quedaron finalistas, y la verdad no sé por qué. ¿A qué vendrá este cambio repentino? Quería ver a Naiara en la mesa de torturas…está tan buena. Ver cómo soporta el dolor es tan excitante.
— Que cosas, hacen lo que quieren. Y nosotros aquí como tontos. Si es que tenemos la culpa nosotros. Tenemos la culpa nosotros de que hagan estas basuras, ¡ya lo decía mi hermana! Naiara y Antón, esos dos merecen ganar ¡ya lo creo! Han sufrido pero a base de bien, él creo que perdió una pierna ¿no?

— Sí, sí… y no veas cómo sangraba. A mí me gusta este programa pero me jode que me cambien las reglas así por que sí. Si han quedado finalistas ¡han quedado finalistas, joder! , y si están todavía sin recuperar, pues que se jodan, para eso van a forrarse. ¿No te jode?
— Sí, a mí también me gustan pero porque lo veo contigo, en realidad es aburrido estar mirando desde casa a personas desconocidas y ver cómo sufren de esa manera. A veces me da hasta miedo verles sufrir. Pero bueno, si no hay más remedio.
— Mamá. ¡Cállate, joder!
— Oye, oye a ver si no voy a poder opinar en mi propia casa.
— Mejor te callas o te vas, nadie te obliga a verlo, a mí me gusta, no me fastidies el día ¡coño! ¡Ya está bien, jodida vieja de mierda!
— ¡Ey, Ey, Ey! ¡Esto sí que no…no… y nooo! A mí me respetas hijo de perra, eres un mal parido, un mamón, un degenerado y aquí me tienes, ¡apoyándote!, viviendo contigo todavía para ayudarte a salir adelante. Eres un inútil, como tu padre. ¡Un verdadero sinvergüenza, vago asqueroso que se gasta el dinero en putas y en juego! ¡Te callas tú!
— ¡Paso, paso… o te vas o te meto una hostia que te mato! Vives conmigo porque me das pena, vieja inútil. ¡Siempre viviendo de los hombres, siempre dando sexo a cambio de no trabajar y ser una mantenida! ¡Primero papá y ahora yo!
— ¡Calla, que empieza!
— ¿Qué me callé? ¡Te callas tú degenerada, pedófila, abusadora de tu propio hijo desde pequeño! ¡Cállate túu!

Leer más

Página 2 de 4

Creado con WordPress & Tema de Anders Norén

Scroll Up