• historiaspulp@gmail.com

Archivo del autor

El Hijo del Bosque de Dan Percov

Si la literatura fantástica os apasiona aquí tenéis a un escritor dedicado plenamente a este oficio. Dan Percov creador de Letroides y Fiction News nos regala su relato El Hijo del Bosque enmarcado en una serie de relatos que versan sobre las tierras del norte.

María Larralde

La familia del Vourdalak. Alexei Tolstoi

RELATO Y AUDIORRELATO DEL MÍTICO CUENTO SOBRE ESTOS VAMPIROS SEDIENTOS DE SANGRE QUE ATACAN PRINCIPALMENTE A SUS SERES MÁS QUERIDOS: SON LOS VAMPIROS FAMILIARES. LOS VOURDALAK

María Larralde

Papel de quemar. Una revista ideada por Letroides.

Papel de quemar es la primera revista editada por Letroides. Dan Percov es el responsable de aunar relatos de literatura fantástica de diversos autores, poesías, cómic e ilustraciones en un único Papel de quemar.

María Larralde

El comedor de bollos. Lectura en el podcast Narraciones de un burro y más…

Un relato dedicado a G.K.Chesterton

NARRACIONES DE UN BURRO Y MÁS… Podcast en Ivoox, dedica una lectura de un breve relato de María Larralde además de una entrevista a la autora. Para todos nuestros lectores, con especial gusto les dedicamos este relato narrado por el equipo que lidera Walter Saravia. El resultado ha sido excepcional. Os dejamos el relato escrito por si alguien gusta.

Y ahora…¡que comience la función!

"El comedor de bollos" by María Larralde + (charla con la Autora)
NARRACIONES DE UN BURRO Y MÁS…

“El comedor de bollos” by María Larralde + (charla con la Autora)

Porque los hombres grandes son grandes hombres, 
y Gilbert fue un ejemplo de tal excepcional cosa.
Porque los hombres grandes son grandes hombres,
y Gilbert fue un ejemplo de tal excepcional cosa.

El comedor de bollos 

No podía parar de reír mientras veía a aquel señor comerse los bollos con una glotonería tal que Alicia se imaginaba que en pocos segundos acabaría con todos. Lo que más la preocupaba, a la par que la hacía desternillarse sin parar, era aquella capacidad para no masticar que el hombre rollizo exhibía.  

—¡Eso es engullir, según mi mamá! —Le espetó, riendo, y señalándole con el dedo como abroncando al hombre gordo. 

—¡Alicia!¡No seas maleducada! —dijo su madre, roja como un tomate ante la desvergüenza de la pequeña descarada. 

María Larralde