VIDA

por María Larralde.

“LA VIDA ES ALGO ESPANTOSO”. (H. P. L)

Una película necesaria. Ya era hora. ¿Cuánto tiempo esperando algo así? Treinta años. En todos estos años jamás he visto una película sobre vida alienígena que no pecara de ser copias burdas de grandes obras como La Cosa o Alien “El octavo pasajero”, con todos sus remakes, precuelas, secuelas y demás “elas”… o que intentaran desmarcarse con guiones excéntricos como Horizonte final, donde el espectador puede llegar a sufrir, él mismo, alucinaciones o mutaciones genéticas irrefrenables y agónicas.

Ahí va la ficha técnica de FilmAffinity

Título: Life Año: 2017.  Duración:103 min. País: Estados Unidos
Director: Daniel Espinosa
Guión: Rhett Reese, Paul Wernick
Música: Jon Ekstrand
Fotografía:Seamus McGarvey
Reparto: Jake Gyllenhaal, Rebecca Ferguson, Ryan Reynolds, Hiroyuki Sanada,Ariyon Bakare, Olga Dihovichnaya, Alexandre Nguyen
Productora: Skydance Productions / Columbia Pictures / Sony Pictures Entertainment (SPE)
Género: Ciencia ficción. Aventura espacial. Extraterrestres. Supervivencia
Sinopsis: Seis miembros de la tripulación de la Estación Espacial Internacional están a punto de lograr uno de los descubrimientos más importantes en la historia humana: la primera evidencia de vida extraterrestre en Marte. A medida que el equipo comienza a investigar y sus métodos tienen consecuencias inesperadas, la forma viviente demostrará ser más inteligente de lo que cualquiera esperaba.

Así que, se puede decir que de nuevo una película sobre aliens y terror ha sido parida para ser la más bella de entre todas las películas del género en la actualidad. Es redonda de principio a fin. Un muy buen inicio e introducción, llenos de tensión y que predicen la catástrofe que va a venir pero que  no deja por ello interesar al espectador, ya que te introduce de manera meteórica en la historia. Un final deseable, a estas alturas de la “vida” del cine de ciencia ficción que, en muchos sentidos, debe aprender a dejarse llevar por las historias en lugar de contar lo que los magnates del cine americano creen que vende. Porque en esta película vas a encontrarte: nada de amor, nada de sexo, poco o nada de heroísmo, sin emotivas ñoñerías personales o muy pocas, nada de excesos en los efectos especiales y mucho de realismo.

Desde el principio el guión de la historia marca la dinámica de sucesos, todos con lógica, todos creíbles. Los personajes son verosímiles uno a uno. Correctamente interpretados, sin superheroes ni tipos excéntricos o mujeronas superbuenorras enseñando cuerpazo. El ambiente del interior de la Estación Internacional es muy verdadero, parece casi de documental, como ver el canal de La Nasa. Y todo esto es de agradecer porque cuando entra en acción el ser extraterrestre, nos dan más de lo mismo: credibilidad. Nos ofrecen un ser capaz de todo para sobrevivir, bien fundamentado biológicamente y que llega a ser terrorífico sobre todo por su forma de alimentarse.

Mi sensación ha sido la de una buena película, técnicamente hablando, correctísima en todo lo que debe ser un film de ciencia ficción serio. Yo diría muy nórdica. A través de la imagen nos incluyen como tripulantes de la Estación Internacional ya que la cámara logra llevarte a la ingravidez y falta de posicionamiento corporal vertical, sin embargo, estos encuadres no son utilizados en exceso por lo que no provoca el tan habitual mareo en el espectador de las pelis de metraje encontrado. Es capaz de mostrarnos la vida diaria de los astronautas con normalidad y en pocas secuencias; la repercusión del descubrimiento de la vida en la tierra como si de un espectáculo de masas se tratara; y la incapacidad humana para controlar nada de lo que cree controlar debido a sus avances científicos-tecnológicos. Es, además, una historia con los guiños necesarios a sus antecesoras pero sin repetirse, presenta una excelente ambientación musical y sonora que no se excede y que ayuda a dramatizar los momentos álgidos. La película se va haciendo progresivamente más oscura al compás de los acontecimientos. Y, por último, los personajes aunque se pueden sentir un tanto planos, son muy aceptables en este tipo de películas ya que uno no imagina a científicos-astronautas, seleccionados entre los mejores del mundo, como personas extrañas, raras, excéntricas o sin control emocional. Creo que se ajusta a lo que realmente son los equipos de científicos en una misión de esta naturaleza.

Para mí fue divertida, me mantuvo en tensión, me gustó mucho el alienígena y también el trasfondo moral de la historia. Os animo a verla porque si os gusta el cine ciencia ficción, esta es una de las mejores películas del género de los últimos treinta años.

Para los que no habéis visto la peli, aquí os dejo el Trailer.

269total visits,4visits today