Este videojuego de la Nintendo NES, se estrenó al parecer en octubre del año 1985 en Estados Unidos, y más tarde en Europa, en 1987. Es uno de esos juegos que me prestaron cuando era pequeño, y que, pese a su frustrante dificultad, no dejaba de jugar. Te daba la suficiente sensación de control como para hacerte creer que cada vez lo ibas a hacer mejor, lo cual podía ser o no verdad. El caso es que cumplía su función, que es la de entretener (algo que muchos exitosos juegos actuales no cumplen ni a medias).

Si deseáis jugarlo, hoy en día es muy fácil acceder a él a través de emuladores gratuitos de internet. La cosa es que le he rendido mi particular homenaje con un relato disponible, entre otros, en la sección Pulphitos.

Leedlo en Pulphitos

101total visits,1visits today